Juegos de Peluquería

No tengas miedo de hacer un corte

Trénzalo, aféitalo, átalo, ondúlalo. No debes subestimar el poder del pelo. Desde la poderosa melena de Sansón, hasta la trenza salvadora de Rapunzel, el pelo es una gloria suprema de la humanidad y aparece en la mitología, la Biblia y en las historias de hadas en abundancia. Tirado hacia atrás, limpio y ordenado, da una apariencia seria. En cambio, largo, suelto y salvaje puede ser frívolo y divertido. Lady Godiva con su cuerpo desnudo cubierto solo por sus largos mechones se ha convertido en un símbolo de la libertad y la belleza civil, no solo para Coventry, donde tuvo su galope, sino para todo el mundo. ¿No todos deseamos un buen pelo? Con los juegos de peluquería, obtén los bucles de la cuadra, virtualmente, sin cambiar un pelo de tu cabeza. 

 

¿Tienes síndrome de Sansón y tienes miedo que un corte corto quede mal? Las opciones están en tus manos con los juegos de corte de pelo como Salón de corte y estilo. Para cada evento, hay un aspecto. Los juegos de peluquería como Aquí están las promociones, pueden hacer que las chicas se centren en el aspecto perfecto para ese momento especial en la secundaria: ¡la promoción! Si en su lugar lo que sueñas es un camino con pétalos y tu padre del brazo, Novias reales te ayuda a vestir tus mechones mientras suenan las campanas de la iglesia. 

 

Evita el silbido de las tijeras y juega con clips en Brote de pins para el pelo. ¿Menos juegos de estilos de pelo y más la peluquería glamorosa? Peluquería glamorosa es una manera de probar tus habilidades estilísticas y jugar a uno de nuestros juegos de peinados y otros juegos de peluquería.

 

Quizás necesites un poco de magia... Si sucede que te diriges al baile anual en el Bosque encantado, ayuda a los personajes de historias de hadas que llegan tarde a peinar sus bucles. Desde Caperucita Roja hasta Rapunzel, únete a ellas en uno de nuestros juegos de peluquería y olvida tu mal día con el pelo. 

 

¡Juegos de peluquería o el último peinado alto, prueba todos los estilos aquí! ¡No hiles muy fino, ven y péinalo!